miércoles, 26 de marzo de 2008

La alfabetización emocional: el gran reto del siblo XXI

Comentaba Francisco Ortiz en mi anterior post que nuestra civilización está enferma y que necesitamos buscar otras vías, quizás haciendo tábula rasa. Creo humildemente que ya las hemos encontrado y que hay lugar para el optimismo, aunque sea a largo plazo, porque las cosas de Palacio, ya se sabe, van despacio.

Gracias a Howard Gardner y a su teoría de las inteligencias múltiples, entre las que se encuentra la inteligencia emocional, y a la difusión que le dió Daniel Goleman, está quedando ampliamente demostrado que si en otros tiempos la alfabetización a secas era fundamental, hoy la alfabetización emocional, la lectura y la interpretacion de las emociones propias y ajenas, es más importante que las calificaciones escolares en lengua o matemáticas, si anteponemos reducir los niveles de violencia -y un alto porcentaje de la violencia es aprendida- para que una mayoría de ciudadanos vivan en paz consigo mismos y con los demás. En suma, si queremos PAZ.

Pero esperar que sean siempre los padres quienes eduquen las emociones de los niños es tan poco viable como esperar que lo hagan los docentes que no han sido entrenados para ello. Temo pues que necesitaremos bastante paciencia, ya que para poder enseñar a otros esas habilidades personales y sociales es necesario formar a un gran número de docentes y para formar a los docentes se necesitan otros docentes ya formados, lo que requiere una organización y una inversión considerables, además de tiempo, por parte de los gobiernos y autoridades educativas. Claro que, como demuestran las experiencias pioneras, el beneficio neto sería obtener una formación inicial y continuada para desarrollar conceptos, procedimientos y actitudes que permitieran crear un ambiente escolar positivo y estimulante en el que a través de una cooperación activa, se pudieran desarrollar el sentido de la responsabilidad -individual y colectiva- y una comunicación interpersonal eficaz.

Para realizar todas esas actividades sería necesario además buscar formas diferentes de distribuir el tiempo y de organizar el espacio, seleccionar y utilizar nuevos materiales y, especialmente, de agrupar y coordinar a los alumnos, ya que seguirán existiendo acosados y acosadores por lo que serán especialmente importantes las actitudes y aptitudes adecuadas tanto en el trato con los niños como con sus padres.

Otro aspecto prioritario sería el de las actividades, como las competiciones deportivas, fiestas, debates y reuniones, proyectos y talleres durante los que se pudieran implementar programas específicos para el desarrollo de la cooperación, de la empatía, de la asertividad y de la autoestima y en los que se hiciera hincapié en la necesidad de adquirir valores personales como la autodisciplina y el autocontrol, de emociones como la ira, o de impulsos como la agresividad, junto con habilidades que faciliten la comunicación, la resolución de conflictos y la gestión del estrés, incitando con ello el respeto de las normas de convivencia.



La película ANTWONE FISHER, que éstá basada en una historia real me pareció una maravilla. Muestra como un individuo violento va poco a poco aprendiendo a conocerse y aceptarse. Denzell Washington, que la dirigió, hace tambien el papel del terapeuta que le ayuda a ver su propia bondad, a comprender su dolor y su miedo y a canalizar sus instintos agresivos. Toda una obra de arte, que como dijo Washington, puede cambiar la vida de las personas.




  • GARDNER, H. (2001): La inteligencia reformulada: las inteligencias múltiples en el siglo XXI.
  • FERNÁNDEZ, I. (1999): Prevención de la violencia y resolución de conflictos. El clima escolar como factor de calidad.
  • HARTUP, W. W. (1992): Having Friends, Making Friends, and Keeping Friends: Relationships as Educational Contexts.
  • JOHNSON, D., y JOHNSON, R. (1999): Cómo reducir la violencia en las escuelas.
    PERRENOUD, Philippe (2000): Construir competencias desde la escuela.
  • CASTRO SANTANDER, Alejandro (2004): Cuando prevenir la violencia no basta. Ponencia Congreso Iberoamericano de
    Violencias en las Escuelas. Brasilia 2004. UCB/UNESCO.
  • CASTRO SANTANDER, ALEJANDRO : Desaprender la violencia. Un nuevo desafío educativo.
    CASTRO SANTANDER: Analfabetismo emocional.
  • MONJAS, M. I., y GONZÁLEZ, B. (1998): Las habilidades sociales en el currículo. CIDE, Ministerio de Cultura. España.

    recibir actualizaciones por correo electrónico

35 comentarios:

Terox dijo...

Imagino que lo prioritario sería trabajar esto desde el preescolar, y la primaria. Habría que ver, también, como podemos utilizar internet y las nuevas tecnologías, para propiciar un cambio integral, tanto a nivel educativo como social...

Yo me declaro bastante analfabeto, emocionalmente...

Saludos!

Ana dijo...

Muy buena tu entrada, una exposición clara y contundente. Estoy de acuerdo en que la educación emocional es básica, sobretodo, desde mi punto de vista, más que para controlar las emociones, para observarlas, conocerlas (y así conocerse mejor) y gestionarlas, que para mí es diferente de controlarlas, pues si hay control suele haber represión y si hay represión, es cuando aparecen de forma descontrolada en el momento menos esperado.
Te agrego a mis contactos.
Un abrazo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Maria:
Excelente post, te voy a contar una experiencia que he tenido en este campo.

Tengo una migo de hace unos 20 años, que al ser adolecente era agresivo, no limpiaba su casa, la tenía llena de basura, oía música que se denomina satánica, andaba de camiseta negra, y era violento.

Al pasar los años se caso y vive con su esposa y dos hijos y sigue siendo violente y vengativo y su niño de 5 años, es agresivo y violente con actitudes aprendidas de su padre.

Otro conocido fue agresivo con su novias y ahora con su pareja afectiva, la trata de prostituta, sucia, perra, la ofende psicológicamente.

Ahora tiene un hijo con ella, pero ella iba con un niño cuando lo conoció y le dice que quien la va a querer con dos hijos, que solo él la puede mantener con dos hijos.

La discrimina, la invisibiliza, la ofende, la agrede, pero el es socialmente aceptado.

Creo que al final decidimos si queremos ser violentos o no, no importa lo que hallamos vivió en nuestra niñez o adolescencia.

No podemos seguir escudándonos en situaciones que vivimos en la niñez cuando crecimos.

El sistema educativo puede ayudar en el desarrollo de los niños y los jóvenes, pero el médula central de todo esto es el ceno del hogar.

Alfabetización emocional, ojala que no encontremos disléxicos que no puedan desarrollar esa alfabetización emocional.

Muy buen post, Saludos.

Terox dijo...

Tenés razón Roy. Ahora, caigo en cuenta que podriamos enfocar el asunto desde otro aspecto, ya en la secundaria o la Universidad, y sería aprender a controlar tus emociones. Y a tomar el control de tu vida. No sé como será en otros países, pero acá, nunca nos hicieron (ni siquiera en la Universidad) un ejercicio para planificar la vida. ¿Cómo se ve uno en 5, 10 o 20 años? ¿Qué debo hacer ahora para alcanzar esos objetivos?

Maria dijo...

Bienvenido TEROX! Gracias por tu comentario. Como no conocíamos gran cosa sobre la educación de las emociones la mayoría de la gente tenemos que declararnos analfabetos emocionales, pero estoy convencida que con el tiempo será una realidad como lo fué que todos supiéramos leer e Internet contribuirá decididamente. Ya está haciéndolo hasta cierto punto.

Bienvenida ANA, me alegra verte por aqui. Coincido contigo plenamente. Reprimir las emociones es un mal asunto, las necesitamos para sobrevivir. Sentirlas, comprenderlas y gestionarlas creo que supone un avance en nuestra evolución.

Hola ROY, gracias por tu comentario. Aunque hagamos un dogma de fé de la capacidad que tenemos de elegir si no sabemos cómo se hace de poco nos sirve. Y si los padres no saben enseñárselo a sus hijos porque a ellos tampoco se lo enseñaron llegamos al círculo vicioso en el que se encuentra tu amigo, que lo que necesita es desaprender lo que le enseñaron sus padres y reaprender desde la comprensión, la aceptación, la tolerancia y el perdón para no escudarse en lo aprendido y justificar el descontrol. Creo que es mejor aprender esto en el colegio que en el sillón de un psicoterapeuta ya en la vida adulta.

toño dijo...

Pero lo fastidiado del control de las emociones que decimos que es tan bueno, debe salir de uno mismo... y hablamos de gente que si les decimos que deben encauzar sus emociones...nos van a poner en órbita del primer guantazo.
Es como las charlas para combatir el consumo de drogas a las que van las madres de 70 años, los chicos de la catequesis, etc

Maria dijo...

TEROX me alegra verte de vuelta. En la educación de la emociones es necesario contemplar, desde muy niños, la consecución de objetivos viables, especialmente para hacer efectivo el control de la frustración y evitar la autogratificación instantánea. Es una educación para toda la vida.


TOÑO gracias por tu visita y por compartir tu opinión. Desde luego es mucho más difícil trabajar con adultos porque primero tienen que desaprender, desandar el camino. Trabajar las emociones con los niños pequeños es más sencillo, más aún si no estan ya maleados. El mundo de la drogodependencia es un mundo diferente y mucho más complicado.

Lula May dijo...

Comunicación y conocimiento. Preciosas palabras.
Control, ya no me gusta tanto.

Me recuerdo, de pequeña, escondiendo mis emociones. En mi casa todo era contenido, hasta los enfados eran contenidos. La comunicación entre los dos adultos que allí vivían era prácticamente inexistente y ese fue el modelo de actuación para los tres pequeños que allí vivíamos.

Sinceridad con uno mismo. Como adulta de cuarenta años con una hija de cuatro, me propongo que ella aprenda a reconocer sus emociones, que no le den miedo, que no viva de espaldas a su sentir, que no se las guarde, no las esconda.

Yo aprendí que si no se hablaba de algo, poco menos que desaparecía. Y desaprender eso ha sido duro y gratificante.

Creo que la principal influencia está en la familia. Cualquier iniciativa desde la docencia será bienvenida y agradecida, por supuesto, pero debería ser en el núcleo familiar donde se gestara la inteligencia emocional, el conocimiento de uno mismo. Claro que para ello cada padre y madre debería asumir también su propio crecimiento personal, y esto es harto complicado.

Como bien dices, María, las cosas de palacio van despacio, pero por suerte hay todo un movimiento en este sentido y cualquier información que le llegue a los niños, vengan de donde venga, dejará su huella.

Besos,
Lula.

Cecilia Alameda dijo...

Tus planteamientos son muy interesantes pero ¿se aplican en las escuelas? Creo que no en muchas. Y no creo que se apliquen en las públicas que están masificadas y un poco dejadas a su rumbo incierto en algunas comunidades autónomas.
Los padres tampoco tienen, en la mayoría de los casos, los recursos necesarios para ayudar a sus hijos a encauzar sus emociones. ¡Ni siquiera encauzan las suyas!
¿Qué remedio habría que aplicar? ¿Sería importante que se implicasen las administraciones competentes en materia de educación?

Estoy acordándome de un artículo de prensa reciente, en el que se contaba que una madre había ayudado a su hija a darle una somanta de palos a una compañera. Esa no es analfabeta emocional, es una bestia. Pero no es la única.
Un saludo, María

María dijo...

Yo creo que el arraigo principal de la educación de todas las personas radica en el eje principal que es la familia, desde ahí se aprende a querer, a compartir, a las buenas o malas formas, los niños desde pequeños palpan, y copian lo que ven de los hermanos, de los padres. Si ellos viven en un hogar donde existe paz, cuando sean adultos transmitirán paz, en cambio, si lo que ven es agresividad, luego a la larga lo llevarán reflejado en su mundo interior, y transmitirán lo que han vivido. Mi pensamiento es éste, nos vamos haciendo desde la familia, aunque también haya después otros factores como los colegios y otros entornos donde se aprenden otros factores.

Me parece muy interesante este blog, donde se habla de emociones, siempre estoy leyendo libros de este tipo, y creo que entrar aquí es haber dado en el clavo con mis gustos jajajaaj.

Un abrazo tocaya, eres genial con tus blogs, son estupendos y muy interesantes, y éste quedará agregado también al mío.

María de Mi pluma de cristal.

María dijo...

En la frase donde digo: "aunque también haya otros factores como los colegios..." quise decir: "otros ambientes". María cuando se escribe en directo mira qué fallos se pueden tener jaja, perdóname ¿vale?.

Maria dijo...

Claro que si LULA, lo bueno sería que viniera de la familia, pero si no es así y lo aprenden en la escuela es mejor que nada porque los niños serán padres algún día. Creo que cometí un error de bulto: Auto-control versus represión, debería haberlo aclarado. Lo bueno de una buena gestión de las emociones es que uno puede permitirse hablar de lo que siente de forma adecuada, controlada, sin gritos o agresividad evitando la represión. Me alegra mucho, y te agradezco, que hayas compartido un poquito de tu experiencia de des-aprendizaje añadiendo que ha sido gratificante, aunque duro, que lo es, desde luego. Bienvenida, gracias por tu visita.


Hola CECILIA, gracias por tu visita. No, desgraciadamente todavía no se aplica en las escuelas, salvo en aquellas que realizan experiencias piloto. Muy cierto lo que dices de los padres. Esa es mi experiencia de madre. Tendemos a olvidar que pertenecemos al reino animal así que la mujer de la historia que apareció en prensa es un animal más salvaje que otros de la especie humana. Hace días una madre fué condenada a una multa enorme por maleducar a su hij@. Vamos tomando conciencia poco a poco, pero es duro pagar una multa por hacer lo que siempre hicimos: pasar lo aprendido de padres a hijos.

Maria dijo...

Hola TOCAYA, no vi tu comentario cuando escribí, perdóname tenía la ventana minimizada. Me alegra mucho que te guste lo que hay en este blog y a mi me gusta lo que hay en el tuyo porque son un poco primos hermanos ¿no crees? Yo tambien creo que la alfabetización emocional debe venir de la familia pero los padres analfabetos no hemos podido hacer milagros, así que serán los futuros padres quienes pasen esa educación y, espero, que así empiece la cadena. Será un proceso bien lento, pero ¿que le vamos a hacer? Un abrazo, y muchas gracias por tu visita.

DIÓGENES dijo...

¿Y dónde reside el aprendizaje?

Creo que la educación, la cultura, la hebra que nos hace distintos, se forma poco a poco.

Todos tenemos un pequeño tamiz, que va filtrando todo lo que por allí pasa. No se trata de un filtro del bien, ni del mal, sino de lo que permanece.

Nuestra mente nos trae ya unas ciertas tendencias heredadas, y éstas, junto con los surcos que nos van “imponiendo”, con lo inmediato, con su bueno, y su malo, con su correcto y su incorrecto, con su moralmente aceptable y lo que no lo es, crea el dibujo de nuestra mente.

Tenemos por un lado el tamiz, el sedimento, lo que queda. La tierra productiva todavía sin saber su tendencia, y luego los dibujos de esos surcos, ¿qué nos queda?...

Esperar a que llueva.

El agua fluirá entonces, por dónde deba y por donde no deba. Y es entonces, cuando nos daremos cuenta de lo difícil que es cambiar su curso.

NORKA dijo...

Dicen que uno o las controla o ellas terminan por controlarlo a uno.

Ciertamente saber manejar nuestras emociones es una tarea titànica y de mucha disposiciòn a querer trabajar en ellom, ahora bien la cosmovisiòn que tenga cada persona y su background quizas influyan un poco en ello digo en cuando a moldear tales o cuales emociones.

Aùn no tengo la dicha de ser madre màs tengo preciosos sobrinos y he cuidado niños en mi juventud desde ese punto de vista si puedo opinar que los niños absoven mucho de nuestras actitudes y sentimientos en la vida, es decir si uno està triste quizas ellos se vean igual y viceversa, si uno grita ellos lo haran, si te expresas asì o asa trataran de imitarlo entonces pienso que allì viene esta parte de la inteligencia emocional un arma perfectamente aplicable tanto a chicos como grandes.

Me gustò tu visita, mi casa tu casa, tengo un poco de todo en ella es muy familiar y muy sincera :)

Buena vibra preciosa Señora.

Un beso de chocolate venezolano.

Francisco Ortiz dijo...

De lo que no me cabe duda es de que hace falta mayor inmplicación, porque si no hay unión y no hay vías comunes y no hay acuerdos no se puede llegar a ninguna parte. Pero la indolencia y el nihilismo son los males de nuestro tiempo. Un saludo.

Adolfo Calatayu dijo...

Querida María: es muy profundo aunque clarísimo tu post,pienso que como padres es crucial estar "al tanto" de estas cuestiones básicas. Muchas gracias,y tomo nota del film,que no lo ví.
Un beso

Cristina dijo...

Hola Maria muchísimas gracias por comentar en mi divan. La próxima vez te preparo una copa

Saludos

Cristina

Cristina dijo...

Hola Maria muchísimas gracias por comentar en mi divan. La próxima vez te preparo una copa

Saludos

Cristina

Jovekovic dijo...

Hola María, no he identificado al principio tu comentario. Me permitirás que no comente regularmente en tu blog, dada mi condición de lego en la materia.
Besos.

Frabisa dijo...

Sin una buena educación de la inteligencia emocional, la otra de nada vale. Gestionar nuestros sentimientos, controlar, dulcificar, potenciar, es básico.

Claro que lo ideal es que se empezara desde que los niños son pequeños, pero sobre todo, esa educación emocional debe de desarrollarse en su mayor parte, en casa.

Gracias, guapa por visitarme y dejar un comentario tan cariñoso. Tu visita me ha permitido conocerte. Volveré.

besitos

Félix dijo...

Hola María, y enhorabuena

Para mi como padre (tengo dos niñas, la pequeña se llama como tú) ¿existe algún recurso, libro, etc., que me puedas recomendar y que me ayude con el tema de la educación en inteligencia emocional? Porque a mi no me enseñaron nada y seguro que no puedo enseñar lo que no he aprendido.Mil gracias

Carlos Paredes Leví dijo...

Yo, la verdad, es que no creo que la mayoría de los padres actuales deseen otra cosa que sus hijos "le" salgan dentistas o futbolistas.....

Maria dijo...

Hola DIOGENES! EStoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que has escrito. Bienvenido y gracias por compartir aqui tu opinión.


Gracias por tu visita NORKA y por tus amables palabras. Pienso como tu porque sea amor, odio,tristeza, asco o miedo cada uno lo procesa a su manera, segun sus circunstancias y su temperamento.


Hola FRANCISCO! Ojalá la educación de las emociones sea lo correcto para paliar esa indolencia y ese
nihilismo. Bienvenido y gracias por tu aportación


Hola ADOLFO! Es una película interesante aunque los
críticos más duros la hayan calificado de aceptable.
Veremos que te parece a ti. Un beso amigo


Hola CRISTINA! Volveré para tomar esa copa y brindar contigo. Un beso

JOVEKOVIC: Gracias por pasarte de todos modos. Un saludo


Hola FRABISA! Que cierto es lo que dices FRABISA, no hay más que ver algunos ejemplos que aparecen
en las noticias cada día. Nos veremos en tu rincón o en el mío. Besos


Hola FELIX! Primero de todo un beso a mi tocaya y a su hermana mayor. Como es Daniel Goleman quien dió a conocer la teoría de la inteligencia emocional supongo que lo mejor es leer su libro. Puede ser bastante denso a veces, pero aún así creo que es mejor, aunque hay otros que tambien podrían valer. Un saludo Felix

Hola CARLOS! Parece un chiste lo que dices pero creo que en muchas ocasiones eso es lo que hay porque a fin de cuentas nuestra cultura nos induce a ser "algo". Mejor será no sorprenderse entonces si gente como Mariano Conde acaban en la cárcel. ¡Nos vemos! Un saludo.

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Maria, como siempre, magnífica. Tienes toda mi admiración.

Con independencia de la amplitud de campos que abarca tu post, me ha gustado el término asertividad.

Lo he buscado en la RAE y no existe aún. Ha de esperar un tiempo, cuando cale en la población.Yo le veo futuro.

Un abrazo, amiga.

En la Red, sin embargo, existen miles de definiciones.

Entre tantas, he leído una : "Asertividad es hacer las cosas bien y en el momento correcto"

La define asi una chica, Violeta.

¿Te parece correcta?

Entiendo que sería un término de práctica imposible. No sería propio de humanos.

Nada menos, que hacer las cosas bien y en el momento correcto.

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Perdón, lo del abrazo era la despedida.

Cosas del google/bloogger de los cataplines....

Maria dijo...

Muchas gracias ERNESTO, un abrazo es un abrazo, en el medio o al final. Gracias por avisarme sobre el término asertividad. No lo sabía y por eso no lo enlacé con la wikipedia, o cualquier otra página que lo defina, pero lo haré ahora mismo. Un abrazo y gracias de nuevo.

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Maria, perdona que insista.

¿Cual es para ti la definición adecuada de asertividad?

Saludos.

Maria dijo...

Hola de nuevo ERNESTO. Brevemente yo resumiría asertividad como una forma honesta y apropiada de expresar sentimientos, opiniones o necesidades. Por honesta y apropiada quiero decir sin agresividad, conflictividad o temor.

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Gracias, María.

Cecilia Gauna dijo...

María
he estado medio perdida pero reencontrarte con este post me ha devuelto la sensación de no estar sola, sino acompañada por personas de tu profundidad y sensibilidad.
Un agradecidisimo abrazo y un beso emocional
ceci

intoku dijo...

María esta película ni la conocía, gracias. Tiene muy buena pinta.

Esto de la bibliografia, todo un detalle ;)

Intoku.

Toupeiro dijo...

intentarlo.
Comenzar educando a los educadores: profesores, padres y abuelos...
Controlar la televisión y los juegos
Potenciar las VIRTUDES educacionales, morales y éticas.
Aprender a ser feliz con poca cosa controlando la necesidad de PODER, la envida de lo ajeno...
Disfrutar Regalando felicidad y ser correspondido.
No sé si me salgo un poco del tema pero me apetecía decir todo esto.

Teóricamente sería todo muy fácil, si quisiéramos todos; pero en la práctica es, quizás, una utopía.

Saludos cordiales y gracias por transmitir Optimismo.

Maria dijo...

Hola CECILIA, Muchas gracias por tus amables palabras. Tambien yo anduve perdida un tiempo por culpa del pc.


Gracias por tu visita INTOKU. Si ves la película ya nos contarás.


Hola TOUPEIRO: Cuando tenga tiempo intentaré resumir algunos datos interesantes sobre estos programas en escuelas de barrios especialmente conflictivos. No es que sea la gran panacea pero si se aprecia un beneficio.

Franziska dijo...

En mi opinión, la cuestión está planteada en el párrafo segundo: la educación ha de ser integral porque, como tú muy bien apuntas, los padres solos es difícil que puedan emprender esta tarea con éxito. Esta es una mesa que para que tenga fiabilidad no debe fallarle ninguna de sus patas. La de la familia, profesorado, entorno social y especialistas en relaciones humanas o psicologos.

Desde mi punto de vista, es el entorno social, con la fuerza arrolladora que tiene, lo más improbable de controlar. Lo que veo más complicado, a continuación, es la asistencia en los centros educativos de personal especializado en relaciones humanas: francamente, no veo el modo de aceptarlo como algo normal. Por último, quedan padres y educadores que sería muy bueno que se pusieran de acuerdo.

Los resultados están a la vista. Hay que reconocer que para el caos en el que viven los niños, se puede llegar a la conclusión de que la mayoría son buenos porque Dios lo quiere y ellos lo aceptan. Los adultos tenemos pocos méritos en este resultado.

Un abrazo.