viernes, 4 de abril de 2008

Libros: La Inteligencia Emocional en el Aula, de Jonathan Cohe

Para quienes esten interesados en la alfabetización emocional en las escuelas y en el programa PATHS he seleccionado unos cuantos párrafos del libro de Jonathan Cohe La Inteligencia Emocional en el Aula.

El programa PATHS fué diseñado en 1995 como curriculum que beneficiaría a todos los niños, tanto los de desarrollo normal como los que necesitan intervenciones o viven situaciones de riesgo.

Creíamos que la instrucción emocional y social debía ser enseñada de manera regular en las actividades diarias del ciclo escolar y que la instrucción social debía estar basada en aprendizajes previos y crecer en complejidad con los años, igual que la lectura y la aritmética. Así mismo queríamos brindar un curriculum que los maestros pudieran usar con facilidad, que los niños disfrutaran y que fuera generalizable para ser aplicado en todas las actividades de la clase y en todo el medio escolar. Finalmente queríamos incluir material para padres, a fin de que el PATHS se pudiera extender al hogar. Para alcanzar todas estas metas el programa tuvo que pasar por varias evaluaciones y mucha investigación.

En lugar de alentar a los niños a reprimir o sofocar sus sentimientos para concentrarse exclusivamente en la cognición, se les alienta a percibir y expresar verbalmente sus sentimientos de una manera segura.

Las emociones son parte integral de la vida cotidiana y afectan profundamente al aprendizaje de manera dinámica, independientemente de que el niño o el maestro lo sepan. Parte del valor que brinda tener conciencia de los sentimientos, la ecuación del aprendizaje reside en que permite que niños y adultos tengan mayor comprensión y mayor control de las conductas subsiguientes. Alentar la expresión de las emociones de manera controlada enriquece el proceso educativo, promueve una sana integración y mejora el ambiente de la clase. Además con el programa PATHS se ha podido demostrar que el conocimiento emocional puede ser enseñado a los
niños, igual que todas las otras áreas de la educación básica.
Los objetivos del programa incluyen entre otros:

  • Promover la enseñanza emocional

  • Mejorar la competencia social

  • Optimizar el desarrollo

  • Aliviar y prevenir la angustia emocional

  • Prevenir problemas emocionales y de conducta

  • Reducir los factores de riesgo relacionados con posteriores adaptaciones

  • Mejorar el ambien en clase y las relaciones maestro-alumno

El programa se ha implementado en Estados Unidos (38 estados), en Australia, Canadá, Países Bajos, Reino Unido, alcanzando a un número aproximado de 430 clases y más de 8.000 niños y parece ser que está ya traducido al español y a otros idiomas

recibir actualizaciones por correo electrónico

15 comentarios:

María dijo...

Me parece muy interesante este tema y que están aplicados en los programas o libros. Enfocar el tema desde la infancia, que es donde nos vamos haciendo, y tener conocimiento de todo ello, no viene muy bien saber para llevarlo a la práctica con los niños, desde el aula o desde el hogar.

Un abrazo.

María dijo...

Aysss me comí una "s", quise decir "nos viene muy bien".

Jorge H Pineda B dijo...

Hola Maria;

Se me hace un tema muy interesante y novedoso. No tengo una opinión, pues es un tema especializado que no manejo.

De otro lado mil gracias por tu comentario y tu aporte en mi blog. Lo encuentro muy valioso. Valoro mucho tenerte como lectora, pues me aportas con tus anotaciones.

Un cordial saludo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

María:
Me parece que es un proyecto inclusivo hacia los y las nin@s que necesitan desarrollar ciertas habilidades.

Excelente post, hoy aprendí algo muy importante en mi vida, para entender cómo podemos aportar algo al desarrollo emocional e intelectual.
Saludos

Cristina dijo...

Buenos días Maria:
Estoy aprendiendo mucho de ti.
Ayer, una madre de la escuela de mi hija, me comentaba que en clase hay un grupo de niños bastante agresivos. Y que a ella se le estaba acabando la paciencia. Me consta que uno de ellos va al psicólogo, pero hace ya dos años de esto y yo no le veo mejora. Siguen pegandose porque si. Van a las niñas y les arrean. Vaya todo un espectáculo.
Suelen pegar patadas en la espalda y el la boca, lo que nos deja a los otros padres en una situación bastante complicada.
Si tengo que ser sincera, si a mi me pega un niño te aseguro que "me devuelvo" entiéndase que no soy de las que le dicen ay eso no se hace! Le cojo del brazo le miro a los ojos y le digo pobre de ti que vuelvas a hacerme esto poruqe si te pego yo te va a doler más. Jamás he pegado pero pienso que si los padres se pusieran más en su lugar de adultos estas cosas quizás se atajarían. Pienso además que normalmente cuando un niño es agresivo, no se le enseña que ser así trae consecuencias.
Vamos a ver. Si yo pego o insulto a mi vecina puedo ir a la carcel no?
pues creo que a los niños se les debería enseñar que si pegan se aislan y demostrárselo.
Cuando yo hablaba en clase, me echaban directamente a recoger papeles al patio. Te aseguro que a la segunda vez me quedaba bien calladita.
No se Maria, lo cierto es que ayer cuando esta madre me comentaba, angustiada, este tema me acordé de ti. Pensé le preguntaré.
¿Qué se puede hacer?

Muchas gracias y perdona el abuso de confianza.

Saludos y buen fin de semana

Te dejo mi email por si quieres contestarme o si quieres escribe un post o no, vaya. Bueno besos

Cristina

Cristina dijo...

Los niños van a primero de primaria, como ves son muy pequeños. Tanto en p4 como en p5 eran igual de agresivos

Cristina dijo...

AY el email!
g4.cristina@hotmail.com

Fernando dijo...

Te felicito cordialmente por tan interesante y bien desarrollado tema y agradezco tu visita a mi blog.
Todo mi afecto.

Zafferano dijo...

Gracias por la información, como siempre muy valiosa. Voy a comentarlo con el equipo de orientación del cole por si no lo conocen.

Un beso muy cariñoso

María dijo...

Cuando puedas pásate por mi blog, tienes un regalo para tí, entre todos los blogs amigables.

Un abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Maria,

La educacion es lo mejor para los pueblos.

Te dejo un abrazo y me voy a escuchar a Joel Osteen.

Con carino,

Maria dijo...

Muchas gracias a todos por vuestra visita y vuestro comentario.


Hola MARIA: Pienso como tu que hay que llevar estas prácticas al hogar porque en realidad, como ya se ha dicho anteriormente, la educación emocional debería ser tarea de los padres, pero tambien es cierto que el propio concepto de desarrollo de las competencias emocionales es una novedad aunque los siete sabios escribieran aquel "Conócete a tí mismo"en el frontispicio del templo de Delfos poco sabíamos de la forma en que actuan las emociones. Un besito.

Hola JORGE: Gracias por tu visita y tu apoyo. Seguiremos en contacto bloggero, ya sabes que me encanta leer lo que escribes y aprendo mucho sobre los temas de tus posts. Un abrazo.


Hola ROY: Me alegra que estos posts te hayan interesado. Besos


Hola CRISTINA: Gracias por la confianza y por compartir tus preocupaciones. Muchos expertos, psiquiatras, psicólogos, denfensor del menor etc., estan diciendo que el problema no es de los niños sino de los adultos que responden agresivamente y les enseñan a enfrentar sus conflictos de esa forma. Lo ideal es encontrar formas creativas de resolver los conflictos y es por ello que los programas de educación emocional como el PATHS suelen incluir a los padres, directa e indirectamente. Todavía faltan posts sobre la forma en que el programa enfrenta las emociones en general y las destructivas en particular, que creo que son bastante creativas. Tomo nota de tu dirección y te enviaré la mía. Un abrazo, seguiremos conversando.


Hola FERNANDO: Muchas gracias por la visita. Espero que sigámos viéndonos. Un beso.


Hola ZAFFERANO: A ver que dicen en tu cole. Por ahora veo que lo poco que hay en Internet sobre PATHS en español es del gobierno de los Estados Unidos, así que me temo que este u otros programas similares van a tardar aun un tiempo en ser ampliamente conocidos, particularmente porque hasta ahora han sido utilizados en escuelas de barrios marginales como sistema de prevención de diversos males sociales y su efectividad tenía que ser estrictamente evaluada antes de pensar en emplearlos en otras escuelas. Un achuchón cariñoso.


MARIA ya vi donde estaba el premio. Luego pasaré a recogerlo. Un millón de gracias y un fuerte abrazo Tocaya.


Hola RICARDO: Pienso como tu sobre la educación pero creo que debería evolucionar porque la escuela es donde aprendemos a socializar y no solamente el lugar donde adquirimos cultura. Un abrazo afectuoso.

María dijo...

Gracias a tí María.

Un beso.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Buen fin de semana, es mi dseo para ti.
Saludos

Maria dijo...

Saludos Roy! Muchas gracias por tus buenos deseos. Buen fin de semana para tí tambien