viernes, 4 de enero de 2008

De todas las posibilidades para relajarse ¿cual eliges?


Un comentarista anónimo pregunta en el post de ayer que se hace cuando ya se ha identificado lo que se padece. Si el estres no obedece a causa ajenas o no se reduce con las técnicas de relajación habituales siempre está la opción de consultarlo con un médico que decida si se trata de un trastorno o si son los pensamientos y las emociones los que tienen la capacidad de cambiar la forma en que responde el cuerpo, como dice Robert M. Sapolski.

Si no tenemos que preocuparnos de resolver situaciones de emergencia, como el hambre o el peligro, lo importante es que el pensamiento no se desboque y actue por su cuenta. Hay varios tipos de técnicas de relajación, todas muy trilladas, pero son las que funcionan, porque lo esencial para reducir el estrés es producir endorfinas. La propia Wikipedia, en su entrada sobre estos opiáceos, ya ofrece una larga lista de ideas para estimularlas, de acuerdo con los consejos de expertos, entre las que se puede elegir lo que mejor se adapte a las circunstancias personales.

Todo sirve, pero especialmente relativizar en lo posible las situaciones negativas que van surgiendo y concederle mayor importancia a lo que hay de positivo en la vida de cada uno, o el truco de la botella medio vacía o medio llena; también muy trillado, ya lo sé, pero es que al observar con atención la lista que ofrece wikipedia uno se imagina a esa gente que arriesga su vida en una patera para lograr llegar a un país desarrollado en el que encontrar trabajo. ¿Cómo decirles que para aliviar el estrés nosotros tratamos de recordar situaciones placenteras, hacemos yoga, tai-chi, meditación, "footing", o nos vamos al gimnasio, o mas chistoso aún, vamos a cursos de risoterapia, todo ello para producir endorfinas? ¿Que pensarán ellos de esta situación de nuestro idealizado mundo de abundancia?


Recibir actualizaciones en mi bandeja de entrada
Subscribirse a Observando

6 comentarios:

ISOBEL dijo...

endorfinas, endorfinas!!!!...si es que el cerebro es muy listo,olvida todo lo malo, y no por eso...deja de jugarnos malas pasadas, me ha gustado tu blog, con tu permiso lo mirare con mas calma, un saludo

Maria dijo...

Bienvenida Isobel, gracias por tu visita.

¿te imaginas que conociéramos tanto sobre el cerebro como sobre otros órganos del cuerpo y supiéramos como tratarlo, que darle, que no darle, lo que le sienta bien y lo que le sienta mal y que gimnasias hay que hacer? Sería genial ¿verdad? Nos seguiremos viendo por nuestros respectivos lares ¡Feliz año nuevo!

Zafferano dijo...

Y las endorfinas estas no se despachan en una herboristería?

Hola María, encantada de conocerte, lo poco que he visto de ti me ha encantado...

Un beso muy grande!

Kim Basinger dijo...

Es verdad que cuanto más pobre, menos estres padeces,porque tienes que pensr en cosas más importantes o superar cada dia lo que te sucede.

Cigarra dijo...

Habría que crear una disciplina que se aprendiese desde la escuela llamada algo así como "El Arte de comparar con acierto", que nos enseñase a fijarnos en los demás, pero no para fomentar la envidia o el descontento como suele ser habitual, (ese es mas alto, ese es mas guapo, ese es mas rico, ese tiene una casa mejor) sino para valorar lo que debemos valorar: "ando con dos piernas y ese va en silla de ruedas; hago tres comidas al día y tres cuartas partes de la humanidad, a duras penas consiguen una comida y mala; duermo bajo techo y caliente y hay quien se tapa con cartones en la boca del metro; abro el grifo y sale agua potable, sin que me vea obligada a caminar kilometros con un bidón para conseguir agua contaminada..." etc.

Maria dijo...

Hola Zafferano: Chocolate, chocolate, aunque sea de herboristería, me deja las endorfinas bailando por bulerías. Besitos.




Hola Kim Bassinger, bienvenida, y gracias por tu visita. Es lo que tiene la pobreza que te tiene ocupado buscándo las necesidades y no hay tiempo para "darle al coco", pero ay si no se encuentran, ese si que es estrés de verdad.



Hola Cigarra: Estoy de acuerdo contigo. ¿que te parecería si la Seguridad Social mandara a los estresados a pasar un tiempo terapeútico en algún sitio como Somalia o Mauritania? Podríamos incluso hacer una ONG: "Voluntarios Estresados". No dicen que el ejercicio quita el estrés? Pues hala ¡a buscar agua con un bidón!