jueves, 1 de mayo de 2008

Marionetas

En ocasiones cuando siento que alguien ha sido desconsiderado conmigo, o no ha tenido en cuenta mis sentimientos o los de otra persona, si creo que fue desagradable o tal vez cruel, le pido, por no exigir, que deje de hacerlo.

Otras veces ocurre al revés y es mi propia torpeza la que incita a otros a pedirme a mi que cambie mi forma de hablar o de actuar, a veces incluso de pensar. En esos momentos me viene a la mente la imagen de arriba. Unas veces soy yo quien pretende mover los hilos y otras mi papel es el de la marioneta, es el otro quien quisiera mover al muñeco para que haga lo que él cree que debe hacer.

Un buen día, no sé si fue ayer o si fue hace siglos, me dí cuenta de que este deseo alteraba mi paz y mi tranquilidad interior porque conseguía ofuscarme o incluso llevarme a la indignación mientras se agolpaban en mi mente mil pensamientos, cada cual más intenso, contra quien yo creía que me había puesto en ese estado, por haberme hecho sentir a disgusto conmigo misma, ya fuera por su torpeza o por la mía. Observé muchas veces como esos pensamientos generalmente se truecan en palabras, explicaciones, justificaciones y a menudo en acusaciones que acababan en tensiones e incluso en agrias discusiones. Me dieron muchos consejos para evitar tales situaciones y al final comprobé que cada cual tiene una respuesta distinta y que hay quien no tiene ninguna.

recibir actualizaciones por correo electrónico

35 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Lo mejor en esos casos es abstraernos y ver la situación como si estuviéramos viendo una película. Si no hay intercambio emocional no hay discusión.

Psikoloca dijo...

Hola guapa! Gracias por el reconocimiento que le das a mi blog, que hermosas palabras,...

Respecto a sentirse marioneta o ser el que la maneja a todos nos ha ocurrido en alguna ocasión, es importante darnos cuenta de tal situación para dejar de ser marionetas y para dejar de usar a los demás como tales...

Besos

Frabisa dijo...

Querida amiga, no olvides que hay personas que tienen la facultad de sacar lo peor de nosotros mismos.

Hay personas de las que debemos alejarnos porque nos ponen con frecuencia en la línea del disparadero.

Valoro tanto la paz y la serenidad que escapo de las situaciones de tensión todo lo que puedo. Ahora sí, si me tocan mucho los pies, no tengo ni el mínimo problema en poner a quien sea en su sitio, pero ese solo hecho me deja mal cuerpo, así que prefiero ahorrármelo.

un besazo

AdR dijo...

Tu texto transmite la serenidad que hay que tener en ciertos momentos.

Gracias. Besos

Adolfo Calatayu dijo...

Es verdad,querida amiga,todos poseemos una respuesta distinta cuando nos "alejamos de nuestro propio centro"; en realidad si lo pensamos bien no es fruto de las acciones de los demás (por más desgraciadas e innobles que fueran),sino de nuestra propia debilidad o incoherencia,no te parece?
Un beso enorme

KAMELUCHA--MELA dijo...

Creo que tienes mucha razòn, a veces hay gente que , como que le agrada sacarnos de quicio, pero lo bueno de esto esque poco a poco hemos sabido la forma de evadirlos un poco o quizàs tratar de que sus palabras pasen un poco de largo, sobre todo para evitar todo tipo de alteraciòn en nuestra vida, ya a veces se encarga ella de con sus sorpresas ,a veces, no tan buenas de que nuestros dias no sean tan amables.
Excelente tus mariosneta Maria ,simplemente excelente.
un besito

dintel dijo...

Mil maneras de diferentes para una misma cosa. ¿Curioso, no?

Jaime V. dijo...

Hola, lei un comentario tuyo en el blog de mi paisano veracruzano Jorge; el comentario era respecto de la comida mexicana en Madrid. La Mordida, el de Sabina, creo que es buen restaurante; hay otro restaurante en Chueca, si no me equivoco es parte de una cadena de un carnal defeño que la ha hecho con restaurantes allá.
Como yo voy más o menos seguido a mi querido Madrid, algunas veces me ha dado allá la nostalgia de lo mexicano, y acabo yendo por comodidad a algún Vips de los Arango a comer los platos mexicanos que de repente promueven (aunque ya sé que de mexicano solo tienen el nombre pues no me hago a comer algo que debe hacerse con unas buenas tortillas de maiz, con unas tortillitas de harina, o comer un guacamole que mas que picor te da risita); pero bueno, a lo que voy: ¿donde me recomiendas comer mexicano en Madrid?
Saludos.

Maria dijo...

Gracias por tu comentario NEUROTRANSMISORES. Por eso pienso que una imagen vale más que mil pensamientos para quitarle el fusible a las emociones. Un besote


PSIKOLOCA: Tomar conciencia de la situación tambien me parece el primer paso. Besitos y gracias por pasarte.


Y que lo digas amiga FRABISA, haberlos haylos, como las meigas. Un abrazo y gracias la visita.


AdR, mantener la serenidad es a veces una árdua tarea y con la imagen de las marionetas a veces hasta lo consigo, je je. Un abrazo.


ADOLFO, algo así pienso yo tambien. Muchos cariños.


Hola KAMELUCHA. Ya lo decía Napoleón, una retirada a tiempo es una victoria. Un besote guapa.


Jaime espero que disfrutes mucho en MAdrid. Te envié una lista de restaurantes mejicanos. Saludos

Maria dijo...

Hola DINTEL, supongo que si, que hay mil maneras, es algo tan personal encontrar aquello que mantenga la ecuanimidad. Un abrazo y gracias por pasarte.

celebrador dijo...

No hay nada que perdonar, como mucho entender ese papel que a tods nos corresponde de víctimas de víctimas

Otra cosa es defenderse si resulta necesario

Oye, y gracias por comentar en Reyno de Hayas, esos comentarios han sido el parámetro de prueba y error para fijar su contenido final como "tarjeta de visita" para Internet

Maria dijo...

Otra imagen a tener en cuenta CELEBRADOR: "victima de víctimas".

PS// En Reyno de Hayas encontré una sintónia indefinible (o perfectamente definible, pero es lo de menos). Me parece una buenisima tarjeta de visita. Un abrazo.

Imagine Photographers dijo...

Las relaciones son muy complejas y creo que no es del todo malo ya que abre el abanico de sensaciones i emociones que enriquecen nuestras vidas... me horroriza pensar en una sociedad previsible y sin contradicciones, bueno los extremos los eliminaría.
Saludos

María dijo...

Hola tocaya:

En primer lugar darte las gracias por tus palabras dedicadas a mi blog, te lo agradezco de corazón, pero tengo que decirte, aunque no me gustan las comparaciones, que tan sólo es un niño que está empezando a caminar, quién puede darle su mano los tuyos, los cuáles los encuentro perfectos y donde existe una amplia información donde se aprende mucho, y para mí es un verdadero privilegio el haber conocido los tuyos, los cuáles me encanta entrar en ellos. Muchas gracias por tener mi regalo aquí tan cerquita de tí.

En cuanto a este post que has escrito, en realidad, todos somos marionetas emocionales quiénes nos dejamos influenciar, aún sin querer, por los demás, haciendo caso de todas las personas, aún, incluso, de las personas que nos ofrecen consejos o sentimientos negativos, y yo creo que debemos de dejar de ser personas influenciables como marionetas, que debemos guiarnos por lo que nuestra personalidad nos dicte para actuar según creamos conveniente, siempre y cuando respetemos a los demás. Pero somos humanos, y lo triste de todo ello, es que todas las cosas nos afecta y nos produce dolor, o incomprensión. Bueno tocaya no quiero seguir que sino me como tu blog, pero este tema me parece muy interesante y habría muchísimo de qué hablar, y, sinceramente, con ganas me quedo de seguir haciéndolo.

Te doy las gracias por todo y te mando un abrazo muy fuerte.

Froiliuba dijo...

Gracias Maria por tu reconocimiento, no sé como funciona eso de los premios, mil gracias de todos modos. Para mí ya es suficiente con contar con tu presencia en mi rincón.

Marionetas... me he sentido tantas veces marioneta...

Dinora dijo...

A veces somos quienes mueven los hilos, y otras veces somos las marionetas, qué le vamos a hacer..


Saludos!! ;)

Fujur dijo...

Dudo poder ser digno merecedor de tus bonitas palabras. Por mi parte, no puedo dejar de decir menos de tu blog. Me ha encantado, sinceramente!

prometo volver con más tiempo un abrazo!

cojoiden dijo...

manipular y ser manipulados en cierto modo es normal en algun momento, pero hay gente que lo convierte en un modus vivendi, manipulan constantemente a los demás, que sólo existen para su servicio. Cuando te encuentras con alguien así lo mejor es salir corriendo, cuanto antes, y lo peor entrar en su juego, tanto dejarse manipular como intentar manipularle a él, porque hagas lo que hagas, él sigue controlándote...

Pedro dijo...

Tenemos que esforzarnos por cortar esos hilos que nos manipulan o que utilizamos para manipular a otros. De una forma u otra, no somos libres.
Besos.

HUGO dijo...

Nunca me olvido de un consejo, como sos te tratan y se te ven mal te maltratan (o te usan)saludos.

Sara dijo...

en mi evolucion personal tambien modifiqué comportamientos y hago mia una máxima que cumplo a rajatabla "prefiero arrepentirme de algo que hice o dije..que no, de algo que no hice o no dije"
por tanto no me guardo afectos ni aversiones, sobre todo estas ultimas que generan ulcera...

Maria dijo...

IMAGINE, gracias a Dios los humanos somos muy creativos. ¡Que te lo digan a tí! No hay más que ver tu blog. Saludos


MARIA, tocaya, el privilegio es mutuo. Sobre el dolor y el desconcierto humano, sí, estoy contigo, podría uno estar hablando o escribiendo hasta el infinito. Muchos mimos y abrazos.


FROILIUBA, es una invitación a visitar tu rinconcito y agradecerte que te des una vueltecita por aqui de vez en cuando.
Marionetas:
¿Quien no ha tenido alguna vez la oportunidad de mover los hilos, de controlar a otros? Tal vez ahí esté la clave. Un abrazo


DINORA, hé ahí la cuestión y quizás tambien las respuestas. Besos



FUJUR, bienvenido, espero seguir disfrutando de lo que escribes. Saludos.


Cojoiden, cabría tambien la resistencia pasiva al estilo de Mahatma Ghandi, supongo. Un abrazo


Pedro, como dices, no somos libres mientras creamos que tenemos poderes que no nos corresponden, ni tampoco si se los hemos atribuido a otros. Un abrazo


Hugo a veces el malestar se contagia. Claro que el bienestar tambien, gracias a Dios. Saludos.


Hola Sara, bienvenida. Como dice el dicho, cauno es cauno con su cauná, y lo respeto, lo importante para mi es evitar el conflicto, ya sea interno o compartido con otros. Las luchas no me convencen. Gracias por la visita, saludos.

María dijo...

Sigo a la espera, con interés, volver a leer un nuevo post en tus blogs.

Un besazo y feliz tarde del viernes.

STEVE dijo...

LA VIDA MISMA ES COMO JUGAR CON MARIONETAS, EL PROBLEMA ESTA EN QUE ESAS MARIONETAS TIENEN CORAZON Y SIENTEN......
TRAGICO..... LA VIDA
UN ABRACITO

Maria dijo...

Gracias por tu visita Steve. La vida, como todo en la naturaleza puede ser amable y placentera pero tambien cruel. Saludos

Maria dijo...

Maria, linda, que tengas un feliz fin de semana. Caerá un post en cualquier momento, estoy en ello. Besos.

Ricardo Tribin dijo...

Con un solidario abrazo leo con atencion lo que has escrito.

Ernesto dijo...

Estimada Maria, desconozco, por insuficiencia en la información, los motivos que originan tu inquietud.

No se si son hechos recientes o recuerdos de cosas pasadas.

Si la cuestión está en presente, adoptas una actitud de serenidad envidiable.

En cualquier caso, me hubiese gustado saber datos mas específicos para mejor conocer y opinar.

Recibe un afectuoso saludo.

María dijo...

Te deseo una feliz tarde del Sábado y te mando un besazo.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

El problema es que cada uno tiene su propia versión y su propio punto de vista.

A veces creo que si comentemos un error es mejor reconocerlo, ya que a veces el justificarnos nos provoca da vez más enredo.

Yo no creo que algo nos mueva como una marioneta, ya que al final tenemos el libre albedrió.

Así que no permitamos que nuestras emociones no nos gobiernen, y busquemos un equilibrio en nuestras vidas y alrededor de los que nos aman.

Y ni no es así alejémonos de personas que nos hagan daño, o que nos hagan retroceder, ya que debemos buscar quienes nos potencien cada día y jamás que nos hagan retroceder.
Saludos

Maria dijo...

Gracias por tu visita Ricardo. Abrazos


Ernesto, gracias por pasarte. Desde mi punto de vista se trata de una cuestión que se plantea contínuamente, aunque la intención no sea manifiestamente manipuladora siempre hay alguien a quien le gustaría que lo que hacen otros se ajuste a sus necesidades, deseos o veleidades.
Un abrazo


Besitos María, estoy escuchando tu música en este momento.


Que nos gobierne la razón a ser posible ROY. Gracias por pasarte por aqui, me alegra verte.

cojoiden dijo...

la resistencia pasiva es la forma de lucha más agresiva de cuantas existen, nada desespera más a quien trata de hacerte daño que el hecho de que tú no muevas un músculo, desde que lo descubrí (yo antes era muy impulsiva) voy ganando todas las batallas

Dédalus dijo...

Creo que es posible tomar distancia de las provocaciones, si uno se separa emocionalmente de la escena. Al fin y al cabo, alguien te incvita a un juego y tú eres libre de decidir si participas o no. En no hacerlo, cuando la intención no es positiva, está la clave para no sentirse involucrado. O sea, en hacer que te resbale.
Uno decide a qué y con quién juega. Ensayando, se consiguen bastantes cosas interesantes.

Besos, María.

Miriam dijo...

Pusiste en palabras cosas que me están ocurriendo.
Hola, primera vez por aquí, y enhorabuena!
Yo agregaría que en mi caso además de las palabras que se agolpan en mi cabeza, debo luchar con las crispaciones de mis músculos, que se van envaranando y hacen que mi cuerpo mas tarde o mas temprano grite de dolor. Creo que a muchos les pasa, pero no lo registran.
Besos y volveré

Difer dijo...

a veces es muy difícil ver la diferencia, me refiero a saber si somos marionetas o quienes movemos los hilos, aveces creemos estar moviendo los hilos pero cuando despertamos nos damos cuenta de que hemos sido tratados cual titere. Tal vez así es la vida, es imposible prever (en algunas ocaciones), si usamos a alguien o si nos usan.